El paseo se encuentra ubicado al lado del Palacio Municipal, siendo ruta de conexión entre el Parque Municipal y las escaleras que llevan hacia el puente de los Suspiros.

Antiguamente era conocido como el pasaje Zepita. El lugar posee un estilo arquitectónico republicano y su espacio se encuentra distribuido en dos plataformas alineadas, cada una cubierta de un techo de madera lambrequinada. Asimismo, encontramos paneles con fotos antiguas y frases alusivas al distrito.