Quebrada natural por donde bajaban los pescadores que venían desde Surco a las playas de Barranco y en tiempos antiguos a los Baños de Barranco. El camino ha mantenido su armonioso estilo. Está compuesto por varias escaleras que descienden hacia la costa. En los acantilados de la Bajada se fueron construyendo, desde principios del siglo XX, hermosos ranchos que se conservan hasta la actualidad.